Rai Robledo

Al volante del mítico DeLorean de Regreso al Futuro


Rai Robledo

Rai Robledo

Reportero 'Locomotor'. El futuro es apasionante

Como la espada láser de Luke Skywalker o el látigo de Indiana Jones, el DeLorean DCM-12 que Doc Emmett Brown convierte en una máquina del tiempo para viajar al pasado y el futuro junto con Marty McFly en la trilogía de Robert Zemeckis Regreso al futuro, es mucho más que un coche. Es un icono que por sí mismo representa toda una época, esos años ochenta que ahora muchos reivindican desde una nostalgia audiovisual que conquista nuevas generaciones. En aquellas tres inolvidables películas producidas por Steven Spielberg, se utilizaron un total de siete DeLorean, además de un par de réplicas en fibra de vidrio a tamaño real para simular algunas escenas. Aquel coche fue el sueño de John DeLorean, un tipo extraño en la rígida industria del automóvil estadounidense, capaz de convencer a personajes tan dispares como Sammy Davis Junior y Margaret Thatcher para que invirtieran en su empresa. Cuando murió en 2005 el New York Times le dedicó un obituario bautizándole como el padre de los coches con glamour: “era un personaje anómalo en una industria dominada por ejecutivos encorbatados. Se tiñó el pelo de negro, llevaba camisas desabrochadas, se casó con una starlet adolescente y más tarde modelo (Cristina Ferrare) y se convirtió en un prodigio del autobombo”.

Más allá de la figura de su creador (en sí mismo también merecedor de una biografía cinematográfica que, de hecho, tiene) el coche en el que se instaló el fabuloso condensador de fluzo (o flujo) es todavía hoy en día un vehículo deseado y admirado a partes iguales por los amantes del cine y del motor. En España hay aproximadamente 30 DeLorean DCM-12, por lo que subirse a uno de ellos y conducirlo es un privilegio que muy pocos pueden tener. Rai Robledo, nuestro especialista en motor, ha estado en Valencia para mostrarnos cómo suena hoy el motor de este coche icónico y ha hablado con su propietario, alguien tan apasionado por Regreso al futuro que a nadie podría extrañarle que un día consiga desentrañar el gran secreto que jamás se revela en las películas: cuál es el funcionamiento exacto de la máquina del tiempo.

Edición: Pedro García Campos | David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena


Motor Tecnología