Natalia Sprenger

Así es el equipo que ha mantenido conectado el hospital de IFEMA


Natalia Sprenger

Natalia Sprenger

Reportera El Futuro es Apasionante

La pandemia de la COVID-19 ha golpeado tan rápido y tan fuerte en todo el planeta, que ahora resulta asombroso pensar en cómo era el mundo hace apenas tres meses, cuando el coronavirus era algo que sucedía muy lejos y cuya amenaza se antojaba demasiado lejos. Y, sin embargo, si hoy cualquier menciona IFEMA nadie piensa en el recinto ferial de Madrid, ni en FITUR o ARCO, las ferias más importantes que se organizan allí anualmente. Las imágenes que vienen a la cabeza al escuchar este nombre son las sanitarios y personal especializado atendiendo a miles de enfermos en pabellones gigantes. El hospital de IFEMA se ha hecho tan relevante que tiene entrada propia en Wikipedia, y si lo tecleas en Google el buscador arroja más de un millón y medio de resultados.
La Organización Mundial de la Salud calificó este hospital organizado de urgencia como “extraordinario”. Y señaló, a través de Bruce Aylward, director ejecutivo del Grupo Orgánico de Brotes Epidémicos y Emergencias Sanitarias de la OMS, que se allí se “está haciendo un trabajo fantástico. En este momento de la crisis, lo principal es intentar salvar vidas y curar enfermos y cuando ves a un país haciendo esto ves que se preocupa por su gente”. Ese trabajo fantástico engloba no pocas las tareas y funciones que permanecen ocultas para que una infraestructura de semejantes dimensiones funcione. Sin embargo, esas labores invisibles pueden resultar tan cruciales como el desempeño de médicos y enfermeras.

Una de las necesidades que tuvieron que solventarse desde el primer minuto en que se organizó el hospital de IFEMA fue la conectividad. Hoy tener una mala conexión telefónica o a Internet equivale a estar aislado, justo lo contrario a lo que es deseable en un momento de crisis. Jorge Rodríguez, Manager Director Sales Central Region de Vodafone España, fue uno de los responsables de dotar al hospital de todo lo necesario: “el reto era asegurar que en un entorno donde hay mucha gente de forma redundante al mismo tiempo, todo lo que tuviera que ver con la conectividad fija y móvil funcionara sin problemas”. Un reto solventado gracias a la amplia experiencia de colaboración entre IFEMA y Vodafone y a la capacidad técnica de la operadora.

Pero el aporte de Vodafone ha ido más allá de la infraestructura. Como explica Eusebio Pascual, Team Leader Account Management de la compañía, a través del Internet de las cosas, también han aportado, entre otras soluciones, un sistema de “mensajería masiva que permite a la dirección del hospital transmitir información de manera directa y clara a todo el peronal que está trabajando: médicos y personal sanitario, pero también el ejército o los voluntarios”.

Natalia Sprenger ha hablado con los dos para que cuenten su experiencia y para conocer ese lado humano oculto tras la tecnología que el propio Rodríguez asegura es lo mejor: “Ayer por ejemplo nos llamó un periodista que estuvo en el hospital, lo ha vivido en primera persona… y se puso en contacto con nuestra Fundación para colaborar como voluntario”.

Entrevista: Natalia Sprenger y Azahara Mígel
Edición: Douglas Belisario y Ben Gordon
Texto: José L. Álvarez Cedena


Medicina Tecnología