Kurt Melcher

Becas para pagarte la universidad en EEUU jugando a eSports


Que los eSports han llegado para quedarse ya no es una sorpresa. Habrá todavía quién busque el chiste fácil a costa de aquellos que entrenan en videojuegos y compiten de forma profesional en torneos que siguen millones de fans en todo el mundo. Tal vez se intente poner en cuestión si sentarse frente a una pantalla durante horas (demostrando una coordinación motriz y una velocidad de reacción al alcance de muy pocos) puede considerarse un deporte. Y no faltará quien tildará los eSports de moda pasajera obviando los muchos años de crecimiento continuo que acumulan. Sin embargo las grandes marcas ya han puesto su mirada sobre unos chavales que pueden ser grandes prescriptores gracias a su influencia sobre los jóvenes; y varios medios de comunicación miran golosos las audiencias que acumulan las plataformas dedicadas a la retransmisión en directo de los torneos. Marcas y medios significan dinero y el dinero, aquí todos están de acuerdo, construye tendencias.

Uno de quienes ha entendido que los eSports van a tener mucho que decir en el mundo del entretenimiento y el deporte en los próximos años es Kurt Melcher. Subdirector de Deportes y entrenador del equipo femenino de fútbol de la universidad Robert Morris de Chicago, Melcher se ha convertido en un pionero gracias a su vocación de riesgo. Hace algo más de un año, acompañado por la directora de su departamento Megan Smith, entraron en el despacho del presidente de su universidad, Michael Viollt, y le propusieron algo inaudito: dar becas a gamers para estudiar en su centro. Incluso descargaron el “League of Legends” en un iPad y le mostraron cómo funcionaba el juego. Viollt se tomó aquello como una broma, pero se dejó contagiar por la pasión de Melcher y Smith. Unas semanas más tarde el proyecto tenía el visto bueno de la universidad. Habían nacido las primeras becas universitarias de eSports.

Melcher recurrió a Riot Games, creadores del LOL, para reclutar a los jóvenes que formarían parte de su equipo. La respuesta de la comunidad fue entusiasta: más de 7.000 candidatos de todo el mundo escribieron para optar a las primeras 35 plazas. Un año después el programa ha crecido e incluye, además del League of Legends, más juegos en competición y, por supuesto, más becas. Los jugadores, al igual que ocurre con otros becados, deben demostrar su rendimiento académico además de cumplir con sus entrenamientos y competiciones.

Aunque Melcher es consciente de la singularidad de la propuesta que puso en marcha, sigue defendiendo que los eSports no son tan distintos al resto de deportes, especialmente en cuanto a lo que exige a quienes los practican: “los jugadores tienen que asumir distintos roles en el equipo y son tan competitivos como nuestros deportistas de fútbol americano o baloncesto”.

Texto: José L. Álvarez Cedena

TRANSCRIPCIÓN


Deporte eSports Videojuegos