Alfonso Torreño

Drones, wifi y realidad virtual, así son las estaciones de esquí modernas


Alfonso Torreño

Alfonso Torreño

Director de Grandvalira

La conversación clásica en la barra del bar de una estación de esquí gira entorno a las proezas que cada esquiador ha realizado en la montaña. Un punto de fanfarronería y mucho de pasión que sirve como entretenimiento durante la espera hasta el siguiente descenso. Pero los nuevos tiempos pueden acabar con las invenciones de quienes demuestran más habilidad con las historias que con los esquís. Como explica Alfonso Torreño, director de la estación de Grandvalira, las aplicaciones móviles como las que ellos han implementado en la estación andorrana permiten guardar y analizar todos los datos después de una jornada de esquí, incluyendo el tracking de los recorridos, estadísticas personales y las fotos realizadas. Además de palabras, para presumir de gran esquiador ahora habrá que mostrar pruebas.

Pero, por supuesto, el objetivo con estas aplicaciones no es desenmascarar fantasmas, sino facilitar información a los usuarios de las estaciones y servir como un elemento más de seguridad en la montaña. A través de la app se puede consultar el estado de la nieve, la previsión del tiempo, los remontadores que se encuentran abiertos y demás información útil. Incluso en deportes como el esquí -en el que el practicante busca la calma que puede ofrecer el contacto con la naturaleza-, la inclusión de tecnología WiFi para permanecer conectado a Internet a través del teléfono móvil se abre paso para disfrutar de una experiencia más completa.

Torreño, que lleva muchos años vinculado como aficionado y profesional al esquí, cree que la realidad aumentada (por ejemplo, para realizar competiciones sin necesidad de balizar las pistas) y la realidad virtual (para revivir los descensos que se hayan realizado o reproducir pistas míticas) también terminarán por hacerse habituales del esquí.

TRANSCRIPCIÓN

Edición: Azahara Mígel | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena


Deporte Drones Realidad aumentada Realidad Virtual Tecnología