Aida “Aidy” García

En los esports las chicas son gigantes


Aida

Aida "Aidy" García

Capitana equipo femenino CS:GO de Vodafone Giants

Rosa o azul. Muñecas o coches. Bádmiton o fútbol. Y así hasta una lista infinita de tópicos tan falsos como interesados en mantener roles que ya deberían estar superados. Las chicas juegan a Los Sims y los chicos al Counter Strike. Porque a ellas los shooters no les gustan y, además, no se les dan bien. Hasta que llega alguien como Aída “Aidy” García y se baja a disparos a tanto chulito con ganas de bronca. Aidy es la capitana del Vodafone Giants, equipo profesional femenino de CS:GO, y ha tenido que pelear mucho para demostrar que las chicas, si quieren, pueden tanto o más que ellos: “he tenido ciertas situaciones un tanto incómodas a lo largo de mi trayectoria en el mundo de los videojuegos. A veces me he sentido un poco pequeña y creo que todas tenemos el mismo derecho a poder jugar, a poder demostrar lo que queramos y a poder perseguir nuestros sueños”. Su sueño (conquistado) es ser gamer profesional. Y como ella hay muchas que se esfuerzan por destacar en un entorno todavía mayoritariamente masculino… aunque cada vez menos. Un artículo publicado por la web de tecnología VentureBeat cifraba, recogiendo datos de la consultora Interpret, en un 30.4% el porcentaje de mujeres que son espectadoras habituales de los esports frente al 69,6% masculino. El reparto es desigual, pero como señala el mismo artículo, ha crecido casi seis puntos desde el 2016, un aumento nada desdeñable que apunta a una rápida incorporación de la mujer a la industria.

La paridad en presencia está, pues, cada vez más cerca. Sin embargo los esports no resultan tan igualitarios -como sucede, por otro lado, con los deportes convencionales- cuando hablamos de dinero. Aunque no existe un ranking oficial que permita saber con seguridad a cuánto ascienden los ingresos de los competidores profesionales, la web especializada esportsearnings.com muestra el abismo que separa a hombres y mujeres: mientras que el alemán Turo Takhasomi, líder en ganancias, se ha embolsado hasta la fecha más de cuatro millones de dólares en premios, la canadiense Sasha Hostyn, que encabeza la lista femenina, supera los 323.000 en un lapso de tiempo similar. Laia Miralles, la otra española del equipo, cree que tanto ella como sus compañeras están preparadas para afrontar la competitividad del mundo profesional de los esports: “Sí que se ha sufrido un poco de micromachismo. Pero al final pasas por alto lo que está pasando y sigues a lo tuyo porque si quieres ser una jugadora profesional tienes que saltarte esas barreras y seguir adelante”. Ese ejemplo de fortaleza es lo que convierte a Vodafone Giants en un espejo en el que puedan verse reflejadas todas las chicas que quieran ser profesionales de los deportes electrónicos. Un papel, el de referencia y pioneras, que, en palabras de Virginia Calvo, copropietaria del equipo, juegan con toda consciencia desde su nacimiento: “Nos sentíamos responsables de dar voz y visibilidad a las mujeres dentro de la escena competitiva profesional”.

Edición:  Azahara Mígel | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena


eSports Gaming Tecnología