Alonso Trenado

La cámara robótica más precisa del mundo


Alonso Trenado

Alonso Trenado

Reportero de El Futuro es Apasionante

Si hacemos caso a Tag Gallagher, durante los bombardeos en la batalla de Midway, John Ford -uno de los mejores cineastas de la historia- se subía a una plataforma cámara en mano y, expuesto a los disparos de la aviación japonesa, filmaba los movimientos de los aviones. Desde aquella posición privilegiada para observar los ataques, gritaba para indicar a las aeronaves que girasen a la derecha o a la izquierda favoreciendo la composición del plano. Y maldecía, como solo un irlandés borracho sabe hacerlo, cuando desobedecían sus órdenes. Porque Ford no estaba acostumbrado que le llevaran la contraria. Del Frente del Pacífico el director de Centauros del desierto se trajo una película que se convirtió en el primer Oscar en la categoría documental, y una herida de metralla causada por su temeridad. De la Segunda Guerra Mundial se trajo el horror de haber visto una playa de Normandía sembrada de cadáveres tras el famoso desembarco.

La anécdota de John Ford y los aviones japoneses ilustra a la perfección cómo entendía el oficio de cineasta aquel tipo que se presentaba a sí mismo como alguien que “dirigía westerns”. La maestría que alcanzó en sus películas, la forma de componer cada encuadre o los precisos movimientos de cámara que planificó, ayudaron a sentar las bases del lenguaje cinematográfico. Casi ochenta años después de que Ford rodara La batalla de Midway, las posibilidades técnicas del cine han cambiado tanto, que un director que ahora quisiera grabar alguna escena realmente peligrosa no necesitaría operar la cámara personalmente. Porque esa ingrata tarea la podría llevar a cabo una cámara robotizada. Y no solo eso: podría hacerlo incluso mejor que cualquier humano, con mayor precisión y muchas más prestaciones.

Uno de los dispositivos más avanzados en este terreno es el brazo robótico Bolt, una grúa articulada sobre la que se monta una cámara de alta velocidad y que es capaz de hacer todo tipo de movimientos (paneos, picados, traslaciones, rotaciones, etcétera) controlados a través de un ordenador. El Bolt es más rápido y preciso que cualquier humano, permitiendo que se grabe en entornos más pequeños o difíciles, ajustando ángulos impensables con otro tipo de aparatos. Gracias a esta versatilidad y exactitud, Bolt es usado para la realización de efectos especiales, especialmente en publicidad. Alonso Trenado ha ido a comprobar personalmente si, tal y como afirman sus creadores, las prestaciones de Bolt son tan impresionantes como las presentan o si, por el contrario, parafraseando al inmortal John Ford, lo que buscan es “que se imprima la leyenda”.

Edición: Alonso Trenado | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena


Cine Creatividad Robótica Tecnología