Xander Backus

Papá, ¿me imprimes un Lamborghini?


Xander Backus

Xander Backus

Aficionado al motor

Hay pocas cosas que exciten tanto la imaginación de un estadounidense como las historias de los grandes emprendedores. Tipos que, contra viento y marea, persiguen un sueño. Proyectos gigantescos que comienzan en garajes y terminan conquistando el mundo gracias a la invariable mezcla de ambición empresarial e innovación tecnológica. Han hecho de ello una mitología que les aporta identidad como país, sirve de modelo para las nuevas generaciones y les hace sentirse orgullosos. Es cierto que muchas veces, tras las épicas historias de estos pioneros, también se esconden personalidades complejas, no pocas dosis de egolatría y relaciones dinamitadas en pos de un objetivo que obsesiona. Pero como lo que termina trascendiendo son solo los ejemplos de los triunfadores (desde Edison a Bill Gates), la fabulación de los hombres hechos a sí mismos sigue creciendo. Tal vez la más notoria de ellas, por supuesto, es la de Henry Ford, creador de la cadena de montaje para su fábrica e impulsor de un modelo de compañía que terminaría por imponerse en el país y exportarse al resto del planeta. Así que poca broma con lo que sale de un garaje de Michigan, Pensilvania o… Colorado.

Precisamente de este estado al Oeste del país ha salido un curioso proyecto que aúna ese espíritu emprendedor con las nuevas tecnologías y la filosofía del “do it yourself”. Se trata nada menos de una réplica de un Lamborghini Aventador que un profesor de física y su hijo pequeño han construido en el garaje de casa imprimiendo sus partes en 3D. Y es que cuando el pequeño de la familia Backus le preguntó a su padre si podría conseguirle su coche favorito del videojuego Forza Horizon 3, su respuesta debería haber sido que los más de 300.000 euros que cuesta la versión básica del vehículo italiano quedaban bastante lejos del presupuesto familiar. En cambio, con mucho ingenio, conocimientos de ingeniería, unos 20.000 euros y un puñado ingente de tutoriales de YouTube, el profesor Sterling Backus y su hijo han conseguido una proeza que ahora ya no solo disfrutan ellos, sino también todos los pequeños del vecindario. Una excelente demostración de que la ciencia y la tecnología pueden ser divertidas y motivo de inspiración para los más pequeños…

Con la serie “Familias conectadas” queremos saber qué pasa cuando la tecnología se integra en el hogar. Investigar cómo afecta al ritmo de estudios, al ocio, al trabajo, a la cultura… Pero sobre todo cómo modifica las relaciones humanas y qué hacer para que conseguir una interacción natural entre todos los miembros de la familia y las máquinas.

Entrevista y edición:  Azahara Mígel | Ainara Nieves
Texto: José L. Álvarez Cedena


3D Impresión 3D Motor