Maldo

Una carrera virtual contra el tricampeón del mundo de ciclismo, Óscar Freire


Maldo

Maldo

Reportero de "El Pulsómetro"

En 1999 los aficionados al ciclismo en España ya se habían acostumbrado a ver a uno de los suyos subiendo a lo más alto del podio en los Campos Elíseos. Cierto que los años de Ocaña y Bahamontes quedaban lejísimos, pero mirando apenas un poco hacia atrás nadie podía haber olvidado los éxitos de Miguel Induráin; y apenas unos años más tarde (tras las temporadas de dominio del tramposo Lance Armstrong) otros héroes como Óscar Pereiro, Alberto Contador o Carlos Sastre se asomaron a la gloria de la carrera por etapas más famosa del mundo. Pero en cambio en 1999, a las puertas de un nuevo siglo, nadie imaginaba que un español pudiera proclamarse campeón del mundo en ruta. Porque lo nuestro eran las carreras largas, los sufrimientos en la montaña y los días interminables. Tan solo Abraham Olano se había atrevido a profanar ese territorio dominado por italianos, belgas y holandeses. Pero aquel año llegó sin que nadie le esperar Óscar Freire. El cántabro se había hecho profesional en 1998 y aquella primera victoria en el Campeonato del Mundo fue el preámbulo de una carrera repleta de éxitos que le llevaría a repetir el título en dos ocasiones más, una proeza que solo han logrado cinco ciclistas en la historia.

Contra semejante leyenda del ciclismo, un tipo que desde que se hizo profesional hasta que se retiró con 36 años consiguió al menos una victoria anual (un dato que avala su fiabilidad y entrega a pesar de sufrir serias lesiones durante su carrera), se ha medido Maldo con el simulador virtual Bkool. Esta app pasa por ser la experiencia de ciclismo indoor más realista del mercado. Conectada a un rodillo o una bicicleta de fitness, con Bkool se puede recorrer cualquier ruta que elija el usuario, desde reproducir el tranquilo recorrido que hace con los amigos el domingo, a recrear las etapas más duras de la Vuelta a España, el Giro de Italia o el Tour de Francia, como el mítico ascenso al Alpe D’Huez. Además, la aplicación permite competir en ligas contra usuarios de todo el mundo, subir rutas propias y comprobar la propia evolución, consiguiendo una experiencia muy similar a la que se tiene pedaleando en una bici real… De esto último puede dar fe Maldo quien, tras acompañar a Óscar Freire en uno de los circuitos en los que se coronó campeón del mundo (el de Verona), acabó tan cansado, que aseguró haber hecho el mayor esfuerzo de su vida…

Entrevista y edición:  Pedro García Campos | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena


Bicicletas Deporte Tecnología